jueves, 16 de octubre de 2014

El libro de ruta


Desde hace mucho tiempo, ya más de 15 años, en la Travesía de Los Monegros con perros de tiro se viene utilizando el Libro de ruta para balizar las etapas. El motivo es que es inviable señalizar un recorrido de entre 120 y 160 kilómetros, y además tener garantías de que la señalización se mantenga durante todo el tiempo que dura la prueba.

Por este motivo se decidió que se entregaría a los corredores el Libro de ruta, en el que aparecerán dibujados todos los cruces de cada etapa o tramo, además de algunas referencias, para conseguir llegar a meta recorriendo el camino correcto, con las máximas garantías.

Posteriormente, en Mushing Monegros hemos extendido el uso del Libro de ruta a otras carreras. Primero fué en Tabuenca, y en esta temporada, 2014-2015, todas nuestras carreras contarán con este elemento.

Hay varias razones. Por un lado minimizamos las tareas de organización durante los días de la carrera (este trabajo se realiza con antelación, dibujando y confeccionando el Libro de ruta) con el consiguiente ahorro en personal, y minimizamos el material a transportar y mantener -piquetas y señales-. Por otro, dotamos a la prueba de un algo más que no sólo hacer correr a nuestros perros siguiendo un recorrido marcado: Debemos estar atentos al cuentakilómetros, a los cruces, a las referencias, con esa incertidumbre de ¿me habré perdido? ¡Ah! No, mira. Este cruce, con la señal y el montón de piedras... ¡Voy por buen camino!...

...es vivir un poco más de aventura.

Nos gusta ver además que alguna otra carrera adopta este sistema de señalización. Nos hace sentirnos un poco como que '...no estábamos tan chalados como parecía...' y que estamos aportando algo al mundo del mushing.

Básicamente un Libro de ruta es una secuencia de referencias ordenadas espacialmente que nos ayuda a seguir un recorrido. Existen muchos y variados según la actividad a la que estén orientados, pero los nuestros tienen este aspecto:


Y en cada casilla aparecen varias referencias:

Esto quiere decir que en el kilómetro 12,04 de la etapa, a 710 metros del cruce anterior tenemos que girar a la derecha, hacia el Este, en una especie de '+', en el que además, encontraremos una señal.

Bien, y ¿qué podemos encontrar en un Libro de ruta? Os ayudamos a descifrar los croquis.

FLECHAS
 
Indican la dirección a seguir.

EL CAMINO
Podemos deducir si es estrecho o ancho, si hay visibilidad, si hay algún giro cerrado...


Caminos poco evidentes (punteados), caminos con grietas o regachas.

FLECHAS GRISES INTERMITENTES
Indican la trayectoria de otros equipos. Significan que podemos encontrar otros participantes siguiendo esa trayectoria, bien porque haya varios circuitos en la misma etapa, o porque se pasa varias veces por el mismo punto. 

En la casilla 5 del libro de ruta de arriba vemos que nosotros seguimos recto en el cruce, pero que nos pueden venir otros tiros de la izquierda (luego pasaremos nosotros por ahí) y que el circuito de principiantes gira a la derecha, así que no nos debe extrañar si vemos un tiro que sigue ese camino.

PANCARTAS
De salida y meta... y otras si se nos ocurrieran.

PISTA PRINCIPAL
No, no son las siglas de ningún partido político. 
Es un concepto que en ocasiones lleva a equivocarse. Pista Principal significa que después de este cruce debemos seguir el CAMINO MÁS EVIDENTE, hasta la siguiente casilla. Quiere decir que podemos encontrar otros caminos, pero que debemos seguir por el más claro, más ancho y con mejor piso. Mucha atención, NO quiere decir que tengamos que coger el camino más evidente en este cruce. Hay ocasiones en que no son verdaderos caminos, sino entrada a campos, accesos a casetas, sendas...

AUTOMARCAJES
Deberemos detenernos y marcar la tarjeta que nos haya dado la organización.


SILOS Y DEPÓSITOS

CARRETERAS Y TRAMOS ASFALTADOS

AGUA EN MOVIMIENTO
Canales y acequias, aunque también podemos encontrar otros cursos de agua como ríos, riachuelos y arroyos.

AGUA EMBALSADA
Balsas, balsetes y aljibes. 

ÁRBOLES Y ARBUSTOS
Más o menos grandes, más o menos frondosos, más o menos secos...

MATOJOS Y HIERBAS
Diversos tamaños, formas y colores...

EDIFICACIONES

Ruinas, granjas, casas y casetas, establos y parideras, ermitas. Si tienen alguna peculiaridad intentamos representarlas lo más fielmente posible.


SEÑALES...
...de tráfico

OTRAS SEÑALES...
...de pistas forestales, cotos...

VALLAS...
...y barandillas, empalizadas, barreras, quitamiedos...

OTRAS COSAS...
Aerogeneradores, torres de alta tensión, anemómetros, montones de piedras.

Alcantarillas, registros, aspersores, abrevaderos...

ALGUNAS CLAVES
Muchos de los libros de ruta que hemos hecho durante estos 15 años se pueden seguir sin necesidad de cuentakilometros, pero no recomendamos hacerlo, ya que el kilometraje puede ser una referencia fundamental en una casilla en la que no tenemos nada más que identifique que estamos en el lugar correcto. Tener calibrado el cuentakilómetros adecuadamente es algo fundamental que debemos hacer. Además de ayudarnos a seguir el libro de ruta nos indicará cuál es nuestra velocidad. 

Los kilometrajes de los libros de ruta están calculados y verificados con GPS y suelen ser bastante exactos. En muchas ocasiones las distancias no coinciden al 100% con los cuentakilómetros de bicis y carts, aunque esas distancias no suelen tener diferencias superiores a 100 ó 200 metros. Estas diferencias también se pueden dar con otros GPS, por pérdida de cobertura, principalmente.

Normalmente, al dibujar el libro de ruta en coche, intentamos detenernos entre 10 y 20 metros antes del cruce, en un lugar donde se ve bien y los participantes váis a poder identificar el croquis con el lugar real. 

La dirección de salida del cruce pocas veces de utiliza, pero nos puede servir en caso de duda, e incluso para asegurarnos de que estamos en la casilla correcta. No es necesario llevar brújula, podemos orientarnos por la posición del sol, e incluso tomar referencias de algunos lugares (montañas, por ejemplo) antes de la salida.

Cuando no estamos seguros de ir por el camino correcto hay algunos trucos: Podemos esperar a ver si algún otro participante nos pilla. También podemos intentar buscar huellas de patas de perros en algún cruce (fácil si hay barro o tierra suelta), aunque esto puede hacer que nos perdamos detrás de otro igual de despistado que nosotros. De cualquier modo, hay que tener claro que si hemos pasado un cruce que no está dibujado en el libro de ruta, o en el libro de ruta aparece un cruce que no hemos visto, lo más seguro será que nos hayamos equivocado. Lo conveniente será tener un poco de sentido común, volviendo hasta alguna casilla que identifiquemos con total seguridad. Pensad que cada kilómetro andado hay que volver a desandarlo, y nuestros perros lo van a notar.

Esperamos que disfrutéis con nuestras carreras y nuestros libros de ruta.

Nos vemos por los caminos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario